De acuerdo con Valve, que concedió nuevas declaraciones a IGN, todavía no han conseguido ningún juego que la Steam Deck no pueda manejar. Eso sí, han aclarado que la mayoría de los títulos más demandantes correrían a 30 FPS, algo que muchos jugadores consideran insuficiente para jugar.

El tema de los FPS es uno de debate, sobre todo porque las consolas llevan mucho tiempo ofreciendo esta cantidad de imágenes por segundo. Por lo tanto, se ha demostrado que un aparato corriendo juegos a 30 FPS es más que válida, sobre todo si es portátil como la Steam Deck.

APU de Steam Deck.

El juego que quieras

De igual manera, Valve recuerda que más que una consola es una PC portátil, por lo que podremos modificar las configuraciones gráficas para que algunos juegos corran mejor o peor. Al final el control de los FPS cae en nuestras manos si estamos dispuestos a jugar en “medio” o “bajo” en lugar de “ultra”.

Por otro lado, en la entrevista hay varios diseñadores que también hablan sobre la ergonomía de la consola y en lo que pensaron para añadir ciertas cosas. Los trackpads se revelan como esenciales para el diseño de la Steam Deck, ya que consideraron que muchos no eran suficientemente buenos con solo los sticks.

Trackpads de Steam Deck.

Desde Valve admiten que los trackpads han sido polémicos desde que los adhirieron al Steam Controller, un periférico que dividió las opiniones de los jugadores. No obstante, han redoblado la apuesta ya que el puntero de la Steam Deck se controlará con estos.

La Steam Deck llegará en diciembre y parece que deberemos esperar hasta entonces para comprobar el rendimiento de esta. En el papel es bastante potente para la gran mayoría de juegos, pero siempre es mejor esperar a los primeros benchmarks.

Escribir un comentario