La cultura toma muchas formas, un hecho que está descubriendo el gobierno de Francia.

En una medida para favorecer el interés de la juventud por la cultura, llevó a la entrega de un bono de 300 euros el pasado mes de mayo a personas mayores de edad. Conocida como “Pase Cultural”, el uso de esta app ha llevado al cambio de nombre para sus usuarios como el “Pase de Manga”.

Según datos recopilados por una variedad de medios en Francia, el 75% de los usuarios del bono lo han implementado en la compra de artículos de ficción como cómics y novelas. Dos tercios de estas compras son específicamente mangas los que dominan este espacio.

Es sencillo entender el porqué. Los mangas suelen ser un coleccionable más costoso en comparación con series de libros, debido a la cantidad de tomos que puede tener una serie editada oficialmente en el país.

Por ende, el recibir 300 euros libres de impuestos de parte del estado, con la posibilidad de ser utilizados únicamente para objetivos artísticos, son la manera ideal para completar una colección o tener una compra sostenida de todo tipo de mangas.

Más allá de la sorna al nombre y al uso del dinero, las reacciones de comerciantes de libros y comics ha sido positiva, al expresar que no deberían sentirse avergonzados por leer manga o que se lea manga, en especial cuando hace no demasiado tiempo la queja era que no había suficientes lectores de ningún material impreso.

El Pase Cultural es una de las promesas que había ofrecido Emmanuel Macron en su campaña presidencial, como un método para sustentar la curiosidad en las artes para la población juvenil de Francia.

Durante la celebración de la inauguración de esta app, Macron consideró que se trata de una gran victoria, al acercar a la población a una nueva era de literatura, filmes y arte con este punto de partida.

Escribir un comentario