El Caso Blizzard sigue extendiendo sus efectos en la industria y Strauss Zelnick lo sabe.

El CEO de Take-Two Interactive es una de las figuras más importantes en el mundo del gaming desde hace varios años, al no solo haber regido sobre su compañía sino habiendo servido como dirigente de la ESRB.

En un comunicado a sus accionistas, Zelnick hizo referencia al Caso Blizzard, al afirmar que es la diversidad la herramienta para mantener una cultura de trabajo sólida y que permita la supervivencia de sus productos ante el escrutinio público.

“Y nuestra estrategia, nuestra estrategia declarada siempre ha sido ser la empresa más creativa, más innovadora y más eficiente en el negocio. La diversidad es clave para nuestro éxito. Necesitamos tener una perspectiva diversa y voces diversas para poder crear esa calidad. Por lo tanto, comienza desde arriba. Nuestra Junta Directiva es diversa con respecto al género, la raza y el conjunto de habilidades. Nuestro equipo de administración es sumamente diverso desde una perspectiva de género. Y nuestras voces, como resultado, son diversas”.

Este entendimiento del negocio, junto con tener la ventaja de estar vinculado al sistema de clasificaciones de juegos, han sido fundamentales para el éxito de su compañía y de sus títulos. Pero resulta llamativo que esté expresando puntos de vista en cuanto a una cultura progresiva en sus estudios.

Los métodos de los estudios bajo el ala de Take-Two son históricamente negativos tanto para los empleados como para los jugadores. El abuso de los sistemas de monetización en obras como la serie NBA 2K o GTA Online que se traducen en márgenes de ganancia tan altos que el usuario no tiene valor.

En la misma vena, el crunch en sus estudios es tan notorio que fue puesto en escena en los medios mainstream, al presumirse de semanas laborales de 100 horas en el desarrollo de Red Dead Redemption 2. Toda una campaña fue requerida para recuperarse del golpe, pero abrió muchos ojos a los métodos que utiliza la industria para producir juegos triple A.

Escribir un comentario