Nuevamente podemos ser testigos del poder más grande que dispone Nintendo: sus abogados.

En un litigio que data desde 2018, la compañía japonesa de juegos había demandado a la empresa Colopl por el uso indebido de hasta 5 de sus patentes en el juego para móviles de Shironeko Project.

Pidiendo una suma de 4,4 mil millones de yenes (40 millones de dólares) en indemnización, el litigio fue demorado por Colopl, llevando a Nintendo a redoblar sus exigencias a 9,6 mil millones (90 millones de dólares).

Pero aparentemente la hostilidad de la compañía fue reducida en gran medida gracias a la intención de Colopl de lanzar un título en exclusiva para Nintendo Switch, Shironeko New Project, a lo que la casa de videojuegos no se negó. Afirmando que sus procesos legales no interferían con sus planes de desarrollar nuevos proyectos.

Con un ambiente más permeado, Nintendo y Colopl anunciaron que alcanzaron un acuerdo de indemnización de 3,3 mil millones de yenes para la compañía de Mario, incluyendo el uso en el futuro de las patentes que fueron denunciadas. A cambio, Nintendo desiste de su demanda legal.

Una muestra más del poder de litigio de la poderosa desarrolladora de videojuegos, cuya defensa de lo que perciben suyo es capaz de llevarlos a tomar acciones de altísimos requerimientos económicos para ganar toda clase de litigios. Muestra de ello son sus pesadas demandas a portales de emulación en el pasado, a los cuales les cayó todo el peso de la ley tras al persecución de Nintendo por evitar la distribución de sus juegos.

Mientras tanto, el futuro es incierto para la franquicia de Shironeko Project. Tras el estreno de una temporada de anime de 12 episodios basada en el juego para móviles en abril de 2020. A partir de allí su futuro se mantiene congelado, a la espera del performance de sus próximos juegos.

Escribir un comentario