¿Pensando en entrar en la industria de los videojuegos? Lo sabemos, este hobby cuenta con fans muy apasionados y muchos quieren dar el salto de jugar a hacer juegos. No obstante, es una industria tan amplia que pocos saben por dónde empezar, así que acá te contaremos sobre los primeros pasos que puedes dar para enfilarte al desarrollo de videojuegos.

Lo primero es saber qué quieres hacer. El desarrollo de videojuegos ha crecido tanto que ahora prácticamente cualquier profesión tiene un lugar en la creación de estos productos audiovisuales. Obviamente ser el asistente de marketing de un estudio indie, no es lo mismo que ser un artista 3D freelance, así que hay que determinar qué tan cerca quieres estar del desarrollo como tal.

Games Developers Conference del 2012.

El diseñador, el núcleo

Empecemos por la profesión más buscada: “diseñador de videojuegos”. Lo primero que hay que entender es que cada estudio tiene un nombre distinto para este puesto y que se le suelen asignar tareas diferentes en cada juego. En líneas generales un diseñador debe saber de mecánicas jugables, economía interna del videojuego, diseño 3D, programación, escritura y mucho más.

Y es que hay diseñadores de misiones, de niveles, de equilibrio de combate, de sistemas de juego, de narrativa, etc.

Tomaszkiewicz tiene una carrera envidiable como diseñador

El diseñador es un todero por excelencia, no es obligatorio que conozca en profundidad todo lo mencionado, pero sí que conozca las limitaciones y ventajas de cada aspecto del desarrollo de su proyecto. Además, hay que tomar en cuenta que no todos son Hideo Kojima, uno de los creativos más laureados y conocidos, que no tiene idea de programación o diseño 3D.

Comenzar en un estudio como diseñador es complicado en tu primer empleo, es un puesto reservado para aquel que ya ha estado involucrado en la creación del algún título. Por lo que, como en todos lados, hay que comenzar por otro lado e ir escalando. En este sentido la formación es muy importante para poder aportar ideas con sentido en la oficina sin importar el puesto que ocupes, pero ya hablaremos de eso.

El que más juega

El puesto por el que la mayoría suele comenzar es el de “tester”. En el primer mundo hay muchas empresas que se dedican a probar juegos antes de su lanzamiento, o incluso estudios que tienen los propios. Es un puesto malagradecido y uno de los que más sufre por “crunch” (trabajo más allá del horario establecido), sin embargo, es por donde muchos deben empezar.

Hay pocas carreras dedicadas a esta rama, el trabajo consiste en probar títulos de manera extensiva para conseguir bugs y glitchs. Es un trabajo sencillo de hacer pero complicado de llevar mucho tiempo debido a la repetitividad. Además, es raro cuando un tester puede probar un título de principio a fin de manera tradicional, normalmente se les asigna una nota y pasan horas caminando contra una pared buscando errores.

Como decimos, no es el trabajo soñado, pero es un buen lugar para empezar porque los requisitos no son tan altos. Además, ¿quién sabe? puede que te acabe gustando y no sea solo un puesto trampolín.

Creativos especializados

En otra rama totalmente distinta tenemos a los sonidistas, artistas y guionistas. Muchos también comienzan como testers, pero su especialidad les permite comenzar como artista jr. o como un asistente que escribe diálogos secundarios. Estos puestos se suelen enfocar en la creación de arte conceptual de locaciones y personajes o guionizacion de la historia.

Sam Lake escribió Alan Wake, y ahora es director creativo

Tampoco hay que olvidarnos de los animadores, estos están presentes en la mayoría de los juegos ahora que hicimos la transición al motor gráfico en 3D y suelen trabajar de la mano con los demás artistas visuales.

Muchos de los que van por esta rama son autodidactas en un principio, pero no tardan en ampliar sus habilidades con cursos. Los ingenieros de sonido, músicos, diseñadores gráficos, comunicadores y letrados suelen ser las carreras que terminan ayudando a los que ocupan estos puestos.

Implementación de ideas

Por último, tenemos lo que muchos consideran el verdadero núcleo de la industria: los programadores. La mayoría de los otros puestos que mencionamos son de elementos externos al videojuego como tal, el trabajo del programador es llevar todas las ideas a un lenguaje inteligible para una computadora.

El programador dialoga con el software y ahora mismo los idiomas más utilizados con C++ C# y Java. Sin embargo, la industria es amplia y hay juegos de navegadores o incluso para iOS que necesitan conocimiento de otro tipo de lenguajes. En cualquier caso, los motores más usados, Unreal y Unity, requieren de conocimiento de los lenguajes mencionados.

John Carmack programó DOOM

Por lo tanto, es una profesión que no puedes ejercer sin formarte, la programación no es para todos pero eventualmente tendrá que serlo. El lenguaje de las PCs será necesario en prácticamente cualquier actividad en unos años, por lo que estudiar lo básico es una buena idea.

Un buen programador logrará optimizar un código para tener mejores tiempos de desarrollo y menos bugs que corregir. Además, trabajan de mano con los animadores y los responsables del motor gráfico, por lo que lo que puede o no hacer un videojuego depende de este puesto que hace de puente entre el software y los creativos.

Agentes externos y necesarios

Luego tenemos a aquellos que no participan en el desarrollo como tal pero son parte esencial de la industria. El departamento de marketing está actualmente muy ligado a las redes sociales, por lo que cualquiera con estudios relacionados puede ser parte de un estudio de videojuegos. Sin embargo, deben tener un algo de conocimiento de la industria para evitar los desastres que hemos visto algunas veces.

También están los productores, aunque la mayoría de las veces son ex desarrolladores, siempre hay alguno que entra en algún proyecto con buen ojo. Este puesto se encarga de que todo funcione, de que los creativos tengan los recursos y que las metas se ajusten a lo que dice el departamento de marketing. Supervisan todo, tienen conocimiento de finanzas y buscan que el proyecto sea una buena inversión que permita más proyectos a futuro.

Esta desafortunada valla era evitable

También están los traductores, que no suelen formar parte del estudio y se suelen contratar como terceros. Hay muchos estudios dedicados a la localización de juegos japoneses, pero casi siempre se traducen al inglés. Por lo tanto, hay mucho más mercado en estos idiomas que en la traducción a español que sigue siendo una traducción secundaria, incluso detrás del alemán o el francés.

Ya hemos mencionado casi todos los puestos esenciales pero también están los actores de voz, de motion capture, encargados de departamento de Esports, los jugadores profesionales, los creadores de contenido, compositores e incluso economistas que se han involucrado en el diseño de videojuegos con microtransacciones. La industria es realmente enorme y da espacio a casi cualquier persona.

La actriz de Lady D (Maggie Robertson) nunca había trabajado en un videojuego, aunque las intérpretes de sus hijas sí.

Conseguir tu primer empleo en la industria

Ahora bien, ¿cómo se entra a la industria? ¿es tan difícil como dicen? Pues sí y no. Conseguir empleo en este sector es igual que otro, hay mucha competencia y gente muy calificada. Sin embargo, no son pocos los que son contratados por su capacidad para resolver problemas antes que por sus estudios.

De acuerdo con Daniel Belvedere, diseñador y profesor en Escuela Da Vinci de Buenos Aires, LinkedIn es la mejor herramienta para crear una red de trabajo. En esta red social es recomendable tener enlaces a portafolios o muestras de tu trabajo. Además, debes estar activo para que el algoritmo favorezca tus búsquedas.

La red clave.

Usar términos domo “developer” “gaming” o “mobile games” son buenos lugares para empezar a conseguir perfiles de potenciales empleadores. En este sentido, Belvedere recomienda usar estos términos en varios sitios de búsqueda de trabajo o directamente en Google para conseguir personas e incluso correos de recursos humanos.

Enviar directamente tu CV y portafolio a estos correos siempre es útil, aunque no busquen a alguien para el puesto al que aspiras, es bueno que tengan tus datos. Ahora bien, la manera más directa de contactar a un empleador es entrando en la web del estudio.

La gran mayoría tiene un apartado de “jobs”, comienza por estudios AA o incluso indie, ya que no serán tan exigentes con los requisitos. Asegúrate de tener un CV en español e inglés, una carta de motivación lista y un portafolio. Este último puede estar compuesto de animaciones, arte conceptual original, guiones o historias, muestras de tu voz grabada o canciones y producciones musicales propias.

Behance, DeviantArt, ArtStation, Clippins son buenas opciones, aunque puedes crear un blog gratuito con algunas muestras si así lo deseas.

Consejos útiles

En este apartado es imprescindible hablar de la formación y educación. Belvedere menciona que ha visto chicos recién graduados de secundaria hacer las cosas mejor y más rápido que un universitario. Sin embargo, lo ideal es tener claro qué quieres hacer y apuntar a adquirir habilidades relacionadas con esa rama.

Por ejemplo, si eres buen escritor, no te olvides que escribir un guion no es lo mismo. Además, casi ningún juego se escribe en español, incluso los que se desarrollan en España o Latinoamérica se escriben en inglés y luego se traducen, por lo que debes trabajar en tu redacción en inglés.

Blasphemous se desarrolló en España pero tardó en meses en tener una traducción al español.

Los artistas conceptuales siempre tienen algo pendiente, aprender a dibujar manos, pies o mejorar el diseño de locaciones. Puedes tomar cursos para ello, o practicar tú solo, pero el caso es que las posibilidades de ser contratado aumentan con cada habilidad que tengas.

Más allá del desarrollo, los integrantes del departamento de marketing pueden mejorar su uso de herramientas como Figma, Photoshop o After Effects. Normalmente la edición básica funciona para armar buenas publicaciones promocionales, pero si tus tuits o publicaciones de Instagram o tráilers pueden ser más llamativos y estéticos, pues mejor que mejor.

Las redes de WoW suelen entender bien a su público.

Relaciónate con la industria

Así que una carrera está bien, sobre todo las que están orientadas al diseño de videojuegos, sin embargo, adquirir skills concretas pueden conseguirte más posibilidades que un título. Al final dependerá mucho de lo que necesite tu posible empleador, pero lo debes tener presente que siempre hay algo que puedas aprender y que la mayoría de cursos o carreras cortas apuntan a aspectos generales que abarcan mucho, pero apretarán en pocos aspectos.

En términos más coloquiales también se recomienda recibir clases de una persona que haya desarrollado videojuegos, esto no siempre es posible, pero es un plus que muchos notan en su enseñanza. Además, no es necesario esperar a terminar tu curso o carrera para empezar a echar ojo a puestos de trabajo y eventos.

Global Game Jam Argentina 2019.

Estos últimos han demostrado ser una fuente de creación de redes de trabajo para muchos. La Global Game Jam visita cientos de países latinoamericanos cada año (ahora mismo no, por COVID-19) y suelen reunir a los mejores desarrolladores jóvenes en cada región. El mero hecho de hacer acto de presencia en conferencias, charlas, eventos te hará conocer gente que posiblemente busquen talento para su proyecto.

Emprendiendo en solitario

Y es que toca hablar del elefante en la habitación, el proyecto propio, crear un estudio indie y comenzar a trabajar. Obviamente con esta modalidad serás diseñador de videojuegos, guionista, programador, artista y todo lo que puedas hacer. Día a día se lanzan nuevos juegos en Steam y la Play Store y es sorprendente la cantidad de estos que se lanzaron entre dos o tres personas.

Obviamente lo principal es el juego, determinar qué tipo de título vas a crear, el género, motor gráfico y plataformas. Las pistas que te podemos dar son de conocimiento público, pero es bueno comenzar por un lado.

Steam está lleno de indies conocidos y otros no tanto.

Tanto Unity como Unreal Engine son los motores más usados y tienen modalidades gratuitas. UE tomará el 5% de tus ganancias una vez publiques el juego y Unity nada, siempre y cuando no superes los 100.000 dólares de ganancias. Dicho esto, Unity tiene una licencia paga de 1500 dólares que no tiene restricciones.

Puedes bajar ambos motores de tus webs sin problemas y no hay cientos, sino miles de tutoriales y cursos en la red. Los programadores sabrán como comenzar, además tienen plantillas muy útiles para aprender como funcionan sus herramientas.

Luego de esto deberás trabajar en tu juego hasta que tengas una demo para mostrar a Steam o a otras empresas que les pueda interesar promocionarte en algún evento de indies. Eso sí, hay que tener en cuenta que cualquiera puede publicar en Steam, solo necesitas tu juego, una cuenta de banco y que tu juego no tengas desnudos sexualizados. Además, necesitarás de ayuda para comercializarlo, por lo que es recomendable consultar a un experto en marketing y redes sociales.

Hollow Knight funciona con Unity

Conclusiones

Estas son las maneras que tienes para entra a la industria, al menos de la manera más directa e involucrada con el desarrollo. En cualquier caso siempre necesitarás de aprender y adquirir habilidades útiles para el desarrollo y estar atento a las tendencias de la industria.

Entrar a la industria puede ser fácil para algunos, pero ese es solo el primer nivel, la idea es entrar y tener éxito, por lo que procura seguir nuestros consejos. Pero no te quedes solo con estos, escucha a los que tengan experiencia y tengan victorias y derrotas que compartir, sus secretos son claves.

Game Workers Unite apunta a ser el primer sindicato de desarrolladores.

Así que si estás decidido(a) a entrar y triunfar en el sector recuerda que será difícil y que no son pocos los desencantados tras lo sucedido en Blizzard y Ubisoft, pero tampoco es imposible. Además, siempre tienes la opción de formar un estudio independiente y no solo hacer juegos, sino también demostrar a los grandes AAA que se pueden desarrollar títulos sin abusar de los creativos, algo que esta industria necesita incluso más que los juegos ahora mismo.

Escribir un comentario