Si bien el título de la cinta ‘The Suicide Squad’ debió darnos indicios de que habría muchos muertos, debemos admitir que no estábamos preparados para que todo ocurriera tan rápido, muchos menos en los primeros minutos de la cinta. Sin embargo, informes revelan que James Gunn tenía un plan distinto para la muerte de uno de los “protagonistas”.

Si alguno se pregunta si de verdad todos esos “villanos” que aparecieron en el póster son relevantes para la trama, honestamente les respondemos que no. La mayoría de los personajes mueren incluso antes de que el título de la cinta se dejara ver, dejando con vida a aquellos a los que les agarraríamos cariño.

Casi al final de la cinta, sucede una de las muertes más lamentables. Polka Dot Man intenta frenar a Starro cuando este lo pisa y lo explota, sin mayor chance de tener un futuro en el DCEU. Ahora, si esa muerte les pareció cruel, imagínense lo que sentimos cuando nos enteramos que en los planes de James Gunn estaba matar a Ratcatcher 2.

Aunque parece bastante alocado pensar que dos de los personajes más queridos de esta producción son los que tienen los poderes más extraños, si no han visto la cinta no pueden criticar nuestra opinión.

Tanto Polka Dot Man como Ratcatcher 2 se hicieron querer a lo largo de la producción, y por eso, matar a cualquiera de los dos era un resultado cruel. Pero, admitimos que acabar con la domadora de ratas sería demasiado oscuro, incluso para Gunn.

Así como en la cinta de David Ayer existió un núcleo emocional por parte de Rick Flag y su relación con Enchantress, o, entre Will Smith y su hija, y cómo olvidar el de Harley Quinn con el Joker, en la producción de Gunn también se formó una conexión sentimental entre Ratcatcher 2 y Bloodsport.

La primera perdió a su padre, interpretado por Taika Waititi, por culpa de su adicción a la drogas, y el segundo se unió a Task Force X porque Amanda Waller amenazó con enviar a su hija de 16 años, a prisión, por solo robarse un reloj inteligente.

La unión entre este par se formó cuando iban en camino a La Gatita Amable, y Bloodsport le cuenta a Ratcatcher 2 sobre su fobia por las ratas. Pareciera que mientras que algunos consideramos que los roedores son “desagradables”, esta cinta demuestra que son poderosos.

Bloodsport le promete a Ratcatcher 2 mantenerla viva, y ella no solo había conectado con el personaje de Idris Elba. La amiga de Sebastian estuvo a punto de ser comida por King Shark, sin embargo, en vez de tomárselo personal se encargó de convertirlo en su amigo.

Entonces, ¿ya entienden por qué matar a Ratcatcher 2 sería más cruel que acabar con Polka Dot Man, y sus “mommy issues”?

Así como Harley Quinn fue la pega de la primera cinta, creemos que Ratcatcher fue la de esta producción. Si bien el personaje de Margot Robbie nos dio momentos increíbles en la película de Gunn, creemos que de forma inteligente le dieron paso a otro personaje femenino que podía robarse la atención.

En vez de matar a Ratcatcher 2, Gunn prefirió convertirla en la verdadera heroína de la trama, y junto con ella, las ratas quedaron en una posición victoriosa ante la pelea en contra de una estrella de mar gigante. Sí, tampoco podemos creer que estemos diciendo eso en voz alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *