Nintendo ha publicado diferentes guías dirigidas a padres que quieran evitar consumos a través de una Nintendo Switch o la web de la tienda de Nintendo. De acuerdo con sus datos, es durante el verano cuando más padres reportan gastos accidentales.

Al parecer, todo se debe a los niños que consiguen más tiempo para jugar en estás fechas y terminan usando la información de la tarjeta de crédito de sus padres. Nintendo menciona que la edad más recurrente de estos niños es entre 8 y 12 años, y los juegos en que más gastan son los free-to-play.

Imagen de Nintendo.

Guía parental

Increíblemente, una de las recomendaciones principales es eliminar la información de la tarjeta de crédito de la tienda y la web de Nintendo. Dejar los pagos automáticos hace que muchos chicos simplemente sigan los pasos del pago ya que solo deben memorizar el código de seguridad.

La gran N recomienda usar tarjeta prepagadas y activar el control parental para evitar que el niño vea contenido no destinado para menores y que no pueda comprar sin una contraseña especial.

Niño jugando Switch.

Por último, Nintendo menciona que el caso más recurrente es el de un niño robando la tarjeta de crédito física para comprar algo y devolverla a su sitio poco después. En este apartado directamente aconsejan estar atento a esta posibilidad y mantener la tarjeta fuera del alcance de menores.

La compra por parte de menores se ha vuelto un problema en muchos hogares desde la llegada de la tiendas digitales. Las cajas de botín solo empeoraron ls situación, por lo que las recomendaciones de Nintendo pueden parecer obvias, pero lo cierto es que nadie toma medidas hasta que el niño o niña hasta cientos de dólares en skins de un juego.

Escribir un comentario