El mangaka Tomohiro Hashimoto, creador de ‘Chūkan Kanriroku Tonegawa’, habló de su experiencia tras padecer un caso grave de COVID-19.

A través de su cuenta oficial de Twitter, el autor reveló que el pasado 27 de julio dio positivo a coronavirus lo que abriría un capítulo en su vida que lo dejaría marcado hasta el día de hoy.

A pesar de presentar síntomas severos el mismo día en que se confirmó la sospecha de la enfermedad, Hashimoto contó que pasó una semana en la cual diversas clínicas de Tokio rechazaron su ingreso.

Fue tras pedir una ambulancia que fue admitido por el Hospital de la Universidad Médica de Tokio el 4 de agosto, donde según el mangaka, comenzó un infierno que iba más allá de los síntomas que presentaba.

Al otro lado de la sala

Al llegar fue abordado por médicos que lo bombardearon con preguntas acerca de su estado, a la par que lo despojaron de todas sus prendas, justo antes de perder la conciencia, ante el pensamiento de que las cosas eran más serias de lo que creía.

Hashimoto despertó horas más tarde adolorido, intubado en la sala de cuidados intensivos e inmóvil, con una neumonía agravada por los efectos del COVID-19 y a un paso de ser puesto en una máquina cardiopulmonar artificial.

Actualmente el autor se encuentra en vías de recuperación y con la fortuna de no presentar efectos adversos. Sin embargo, el episodio le ha dado una nueva forma de vivir su vida de ahora en adelante.

Tomohiro aseguró a sus fans que dejara de fumar cigarrillos y que planea plasmar esta experiencia en sus próximas obras, en aras de alertar a sobre los peligros del coronavirus y reforzar ante el mundo que se trata de algo más que un resfriado común.

Escribir un comentario