Uno de los mangas de misterio más populares del momento, No Reception ~Denpa no Nai Kuni~, se paraliza por problemas externos.

Tristemente, desde Akita Shoten se develó en la más reciente edición de la Monthly Shonen Champion que el coautor de la obra Okushou no se encuentra bien de salud y debe tomar un reposo de manera urgente. Detalles sobre su dolencia no se han hecho oficiales, pero queda claro que se trata de un tema serio.

Pero la revista anunció que para el próximo 6 de septiembre, en la próxima edición de la Monthly Shonen Champion, la obra volverá de manera regular. Esperemos que esto sea suficiente para que el autor pueda recuperarse, dado que esta industria sigue desgastando a sus creadores hasta el límite de sus capacidades físicas, por lo que es tiempo de estar atentos a que esto se detenga.

La historia comienza con la desaparición de todas las ondas de radio del planeta. Gran parte del mundo desciende rápidamente al saqueo y al caos, y Estados Unidos en particular se convierte en un territorio sin ley prácticamente de la noche a la mañana. La historia se centra en Paul, un hombre que vive tranquilamente con su familia, pero de repente es acusado por el FBI de ser de alguna manera responsable de la desaparición de las ondas de radio. Con pocas opciones, se embarca en una misión para encontrar al verdadero criminal para limpiar su nombre, y se involucra en algo mucho más grande que su antigua y pequeña vida.

Vamos a conocer al autor

Para disfrutar plenamente de los mangas de Okusho es necesario darle un vistazo a sus obras previas, en especial a la más popular de todas, Real Account. Una aventura repleta de drama, ciencia ficción y terror psicológico.

En la historia, Real Account es una aplicación popular que permite a sus usuarios vincular su cuenta a la realidad para socializar e incluso comprar cosas en la vida real.

Como toda comodidad tecnológica, la aplicación se ha vuelto indispensable en la vida diaria, especialmente para el estudiante de segundo año de secundaria Ataru Kashigawa, quien se ha obsesionado con la vida virtual.

Tras descubrir que no todo es como lo pintan, Ataru se ve obligado a participar en horribles juegos online con la penitencia de que tanto tú, cómo todos tus seguidores, pueden morir si pierdes y las reglas solo empeoran a medida que avanzas.

Si te quedas sin seguidores te espera una muerte segura y lo único que se interpone entre la vida y la muerte de Ataru es un seguidor anónimo que lo apoya a pesar de caer en desgracia.

Escribir un comentario