Microsoft acaba de anunciar en su show de Xbox Gamescom que su plataforma de juego en la nube ahora llegará a sus consolas. El servicio ya había llegado a dispositivos móviles, PC y ahora todos los jugadores de consola también podrán disfrutarlo.

No parece gran cosa, pero vale acotar que esto incluye a las Xbox One base, es decir que aquellos que tengan la consola de la pasad generación podrán jugar los títulos actuales. Esto incluye a los juegos que están dentro del Xbox Game Pass, pero no los del Gold y, aunque es complicado de explicar, lo haremos.

El poder de la nube

El Cloud Gaming forma parte de los servicios del Xbox Game Pass Ultimate, este último cuesta 15 dólares al mes y da acceso al Xbox Live Gold, los juegos de regalo mensual, los modos online, descuentos y el propio catálogo de alquiler del Game Pass. Así que para tener todo lo mencionado, hay que pagar la suscripción mensual del Xbox Game Pass Ultimate.

Con esta disfrutarás del Cloud Gaming en tu celular, PC y, a partir de diciembre, en cualquier consola. La ventaja para todos es que podrás jugar los títulos más potentes sin necesidad de usar el hardware ya que todo correrá en la nube (necesitarás de una buena conexión a internet). Los usuarios de Xbox Series X/S también podrían aprovechar el servicio en caso de no querer descargar un juego.

Vale acotar que por ahora no hay demasiados juegos exclusivos de la next gen en el Game Pass, pero a medida que avance el tiempo llegarán. Y con su llegada también los usuarios de Xbox One podrán jugarlos a través de su consola de pasada generación, todo gracias a la nube de Microsoft.

De acuerdo con Microsoft, este servicio llegará a todas las consolas a partir de diciembre, así que no tendremos que esperar demasiado.

Escribir un comentario