Mientras que muchos medios nos habíamos enfocado en los rumores del futuro de Blizzard, su presente enfrenta un problema más concreto.

En una actualización del documento de la demanda hacia la compañía, el Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda del estado de California expresó que la compañía ha interferido directamente con la investigación del caso.

Según una publicación del portal Axios, el estado acusa a Activision Blizzard de haber ordenado la firma de acuerdos de confidencialidad a sus empleados (NDA) y que se dirigiera todo inconveniente hacia la firma WilmerHale, con el caso a cargo de Stephanie Avakian, en lugar de las autoridades.

Para la compañía, WilmerHale fue la respuesta ante la exigencia de un arbitraje externo de parte de sus empleados, pero se trata de una carta envenenada. La firma de abogados es notablemente reconocida por ser protectora de intereses corporativos y reniega de las exigencias laborales de la clase trabajadora de las compañías que defienden.

En el mismo documento, se devela que Bobby Kotick ordenó la eliminación de documentos y evidencias de quejas de los trabajadores y piezas de la investigación, lo cual califica como destrucción de evidencia.

Todo esto, según el estado de California, representa una interferencia directa en la investigación del caso y al hacerlo público y parte de la demanda oficial, se eleva el nivel de hostilidad de ambas partes, algo que le dará todavía más impacto a la situación. Especialmente al extender el rango de la investigación de la cultura interna de ActiBlizz a empleados a tiempo parcial y freelancers, quienes muchas veces son de las víctimas menos escuchadas en casos de este nivel.

Esta enmienda de la demanda hace que la situación se agrave para Activision Blizzard, al quedar bajo documentación que la compañía ha actuado de mala fe en el desarrollo de la investigación hacia su sistema interno. Por lo que habrá que esperar para ver que se traen entre manos.

Escribir un comentario