El gobierno chino ha emitido un nuevo comunicado a través de una publicación de Xinhua. Desde allí impone nuevas restricciones para los menores de 16 años que hasta hora podían jugar 10 horas semanales.

A partir del 1 de septiembre lo jugadores en el mismo rango de edad solo podrán jugar 3 horas semanales, una al día de viernes a domingo. Y, por si fuera poco, solo de a 8 PM a 9 PM.

Sin rodeos

Para llevar a cabo esta nueva medida, todas las grandes publicadores de videojuegos deberán negar el servicio a cualquier usuario que no esté debidamente registrado. Por lo que no hay una manera fácil de poder saltarse la nueva norma.

Esta nueva regla es más estricta que la del 2019 y llega por las mismas razones: el gobierno chino considera que los menores de edad pasan demasiado tiempo jugando y que está actividad es nociva en menores de edad.

Los problemas de miopía y adicción se van acumulando en el país asiático, por lo que han tenido que imponer nuevas normas mas estrictas. Y esta es la más dura hasta ahora.

Eso sí, vale acotar un par de puntos. El primero es que el comunicado del gobierno solo se refiere a los títulos online de Tencent, NetEase y otras grandes corporaciones. Y el segundo es que el usuario chino es muy distinto al occidental, en este país los juegos premium para un jugador no tienen mucho éxito y los jugadores prefieren los títulos móviles o de PC con conexión online.

De esta manera, hay muchos juegos offline que aún están disponibles para muchos jugadores, pero los títulos online son los verdaderamente populares. De acuerdo con Daniel Ahmad, especialista en el mercado chino, la medida afectará a más de 100 millones de menores de edad y que estos significaban cerca del 3% de los ingresos de Tencent.

Escribir un comentario